¿Sabías que aunque seas de la opción de ofrecer leche materna, directamente del pecho, a tu bebé siempre es recomendable optar por un sacaleches eléctrico? Estos aparatos y sus correspondientes accesorios para sacaleches son fundamentales para momentos inesperados del día a día. Y, además, son bastante cómodos y fáciles de usar.

Los sacaleches eléctricos tienen estas ventajas:

  • Es perfecto para las mamás que quieran seguir dando leche materna a sus bebés pero tengan que reincorporarse al trabajo.
  • También vale para cuando vas a lugares donde es complicado encontrar un lugar donde sentarte relajadamente a dar el pecho a tu bebé.
  • Para los bebés que no se agarran bien al pecho de la madre.
  • Para que la mamá tenga esos momentos de ‘libertad’ y pueda ser otra persona como el papá quien se ocupe del bebé.
  • Y, por último, es perfecto para las mamás que producen mucha leche y al bebé no le dé tiempo de acabar con toda. Pueden ir liberando leche con ayuda del sacaleches.

¿Cuáles son los accesorios para sacaleches eléctrico que vas a necesitar?

Te damos una lista con accesorios que no pueden faltar en la época de lactancia y que combinan, a la perfección, con un sacaleches perfecto. Las uniones perfectas e indispensables que toda mamá debería tener.

Bolsas de almacenamiento

Estas bolsas de almacenamiento están pensadas especialmente para almacenar la leche materna. Con ellas, la puedes congelar de forma cómoda y, sobre todo, segura. Ten en cuenta que la leche materna siempre debe guardarse con mucho cuidado para que no se vea contaminada o dañada durante el proceso. Además, también nos ayudan a que recuperar la leche sea también mucho más fácil.

Las bolsas de almacenamiento cuentan con estas ventajas:

  • Han sido diseñadas para ese propósito y, por tanto, son perfectas para el cometido.
  • Por lo general, suelen ser diseñadas por la misma marca que tengas del sacaleches o bien tendrás que mirar que sean compatibles antes de comprarlas.
  • Las bolsas apenas ocupan espacio en el congelador.
  • Son muy seguras y difícilmente se rompen.

A la hora de utilizarlas te aconsejamos que uses etiquetas con el día y la hora de extracción de leche para saber cuánto tiempo tiempo. Es preferible que la dejes al fondo del congelador ya que aquí la temperatura suele ser más baja.

Para descongelarlas, te recomendamos que las saques el día antes de cuando las vayas a utilizar y la dejes en la nevera. Así, al despertar, estará lista para utilizar. Jamás la calientes congelada o la pongas en el microondas. Por cierto, recuerda que al congelarse la leche se expande, nunca llenes la bolsa del todo.

Accesorios para sacaleches eléctricos

Biberones

Son parte fundamental del sacaleches porque, de algún modo tendrás que darle la leche al bebé, ¿no? Lo importante es que sepas escoger bien. Ten en cuenta esto:

La forma

Es importante ya que, en el caso de que tu bebé sepa ya cogerlo, le será mucho más sencillo hacerlo con uno que tenga forma triangular o un diseño que se pueda adaptar mejor a sus pequeñas manos. Aun así, es cierto que hay mamás que prefieren los que tienen un diseño mucho más amplio por temas de estabilidad, preparación o limpieza.

Lo mejor, es que optes por uno con diseño ergonómico que se adapte bien a tu hijo. Debes saber que también existen biberón es anticólicos y antirreflujo que cuentan con na curva y hacen que se reduzca la cantidad de aire ingerida. Nuestro consejo es que siempre cuente con válvula anticólico.

Tetina

En cuanto a la tetina, puedes escogerla de látex o de silicona. La primera de ellas es mucho más cómoda para el bebé y, por tanto, notará menos el cambio de pezón a biberón. Pero, sí que es cierto, que la silicona es mucho más higiénica y que, cuando el peque ya se ha acostumbrado al bibe, es mucho más cómoda.

Pero, ¿cómo se escoge?

Debes saber que junto a la tetina, hay un concepto importante, el tiempo. Cada bebé es un mundo y, dependiendo de si es más o menos tragón, necesitarás una u otra. Aun así, hay tres variedades. La primera, la de flujo lento. Esta suele usarse desde el nacimiento hasta el primer mes de vida.

La tetina de flujo medio, en cambio, se usan a partir del tercer o cuarto mes; mientras que las de mayor flujo, llegarán con la ingesta de papillas y cereales que son algo más espesos.

Discos para lactancia

Los discos para la lactancia son uno de los accesorios indispensables durante esta época tan bonita. Ten en cuenta que entre las distintas tomas, el seno de la mamá puede tener algunas pérdidas o goteos que pueden llegar a manchar la ropa.

Se trata de pequeños discos de algodón que se colocan entre el pecho y el sujetador para que pueda absorber esas pequeñas gotas que se pueden escapar de la mama materna. Es muy utilizado, sobre todo, durante las primeras semanas del proceso. Existen en forma de círculo o de lágrima.

Debes saber que estos discos protectores pueden ser tanto desechables como reutilizables. Los primeros están hechos de celulosa, mientras que los segundos son de fibra natural. Son el complemento indispensable para tu sacaleches. Estos discos suelen utilizarse tanto de día como de noche ya que también ayudan a prevenir y evitar la irritación de la zona de la aureola.

Sujetadores de lactancia

Si ya resulta importante escoger un buen sujetador por lo general, saber cómo escoger el sujetador de lactancia todavía es mucho más importante. Debes saber que aquí escoger la talla perfecta es indispensable. Para escoger solo el perfecto para ti, te recomendamos que lo cojas una centra métrica y hagas esto:

  • Medir el contorno del torso bajo del pecho.
  • Medir el contorno del pecho a la altura del pezón.

Con el primer número podrás determinar cuál es la talla del contorno (el número) y, la diferencia de centímetros que exista entre una y otra determinará la letra. Normalmente los que has usado antes del embarazo no suelen servir ya que, como podrás imaginar, el pecho crece más en la época de lactancia.

También debes tener en cuenta cómo quieres ese sujetador, si con aros o sin. Nuestro consejo es que durante las primeras semanas lo utilices sin aros ya que el pecho suele endurecerse y te será mucho más cómodo de utilizar. Para dormir es recomendable usarlo sin aros por el mismo motivo.

Y, por supuesto, cuando te decidas por uno, asegúrate de que el tejido te es cómodo y que, a la vez, te sientas bien con él. Es decir, que te favorezca. Puede parecer una auténtica tontería pero no lo es. Al final, se trata de que tú te sientas bien contigo misma.

Los recambios

Es importante que tu sacaleches funcione a la perfección. Ten en cuenta que si lo usas demasiado, es posible que alguna de sus partes deban ser cambiadas cada cierto tiempo. Por ejemplo, las membranas y la válvula. Las suelen vender de forma individual, así que no tendrás problemas en encontrarlas.

Cambiarlas resulta indispensable ya que te proporcionarán mayor higiene y, como podrás imaginar, la higiene es muy importante en todo este proceso.

Como te decíamos al principio, los sacaleches son una de las compras que sí o sí vas a tener que realizar en tu periodo de lactancia. Por ese motivo, escoger el mejor es una de las decisiones que vas a tener que tomar. Y, no solo eso, sino también todos los accesorios para el sacaleches eléctrico que, como has visto, van ligados a él.